Blog contragobernar

imagen: belencribs.org

Una atribulación subyugante cunde entre la opinión pública: otra vez el "irresistible ascenso" del fascismo. La dinámica democrática siempre prospera al margen de la normatividad republicana, sobre todo cuando el desenlace de los conflictos obedece a un contexto de globalización. La reactividad mediática de las redes trasciende las identidades colectivas y provee el escenario donde se juegan los equilibrios políticos del presente. Al tiempo que genera una exclusión relativa al potencial que despliega, la incorporación de tecnología multiplica ámbitos de libertad que se coaligan contra la amenaza totalitaria.

 

El término "catástrofe" encierra, en su acepción originaria, un vínculo de participación en el destino. La significación moderna trastoca ese significado, con cierta carga de neutralidad ante los fenómenos. La pérdida de Víctor Silva fue percibida por quienes mantuvieron con él un vínculo sostenido, como una catástrofe que los involucraba. En ese involucramiento se juega cierta "pugna de las imágenes" que sugiere el título del libro-homenaje a Víctor, como explicación del vínculo entre catástrofe y comunicación.

Resumen

La dificultad que presenta al análisis el surgimiento de un reagrupamiento de extrema derecha con éxito electoral en la Argentina, proviene de las mismas condiciones generales que promueven fenómenos análogos en Europa y acontecimientos anómalos entre los sistemas de partidos y los gobiernos. El artículo analiza sucesivamente la pertenencia neoliberal del líder de la tendencia, la condición totalitaria en su planteo básico y la sensibilidad mediática que constituye el elemento nodal de la tendencia, pero que asimismo constituye el componente fundamental de nuestro presente político.

 
 

 

 

2a. quincena, julio 2021

 

 

El Golpe perfecto

Sin duda muchas expectativas estratégicas se vinculan al resultado del referéndum, de escrutinio nacional obligatorio, que en razón del muy alto número de firmas alcanzadas entre el cuerpo electoral del Uruguay (33% del padrón electoral), pondrá a consideración de la población la Ley de Urgente Consideración (LUC).1 Legislar de golpe en 475 artículos y no menos de 8 dominios diferentes, configura el Golpe de Estado perfecto, ante todo porque el actual gobierno ya contaba, al entrar en funciones, con un insumo que hoy considera primordial para su designio de estabilidad: el “grado inversor”.2 La LUC configura bajo una modalidad “blanda” un “golpe de Estado legal”, en cuanto se violó el significado recto de la norma para legislar “por anticipado” (la LUC fue anunciada durante la campaña electoral previa), bajo una excusa exorbitada: la urgencia.

 

1a. quincena, julio 2021

 

 

Olvidar el totalitarismo: un mandato de la memoria

Todavía hoy para hablar del Golpe de Estado en Uruguay, lo que lo precedió y le siguió, nos cuesta suplantar la palabra “dictadura”. En el campo académico se abrió tímidamente paso, hacia fines de los años 90’, el término “totalitarismo” para designar lo que efectivamente corresponde a los “años de plomo” (68’-85’) en el Uruguay: una planificación de aniquilación militar, social e ideológica, de una parte por otra en una misma comunidad. Tal empleo de “totalitarismo” no es meramente ostensivo, para proclamar una descalificación, sino propiamente etimológico, en cuanto expresa la totalización del sentido que excluye la alternativa.

 

 

1a. quincena, junio 2021

 

Desde Botnia con amor

 

El pasado viernes 4 de junio tuvo lugar una asamblea inusual: convocada desde un muro de facebook, admitía la participación de quienes ingresaran a partir del link previamente publicado. No puede entonces sorprender que la reunión “a distancia” vía web haya sido hackeada, no sólo por la publicidad que adquirió el evento en una red social, en la que cuenta con más de 20.000 seguidores, sino ante todo, por los antecedentes de la transnacional a la que se enfrenta UPM2 NO. Conviene recordar, entre los primeros sucesos que marcaron la presencia de Botnia (ahora UPM) en el territorio uruguayo, la denuncia de un intento de soborno que presentara, contra la empresa, un activista argentino.1

1a. quincena, mayo 2021

 

 

 

 

Mitología gubernamental

 La dramática renuncia de Pablo Iglesias a la actividad partidaria  y  electoral me trajo a la memoria un diálogo mantenido muchos  años atrás. Apenas iniciada la segunda mitad de los 80’ en el Uruguay, constituía un asunto político coyuntural (mal encaminado por entonces y no resuelto hasta ahora) la violación de todos los derechos posibles bajo el régimen totalitario (1973-1985). Estaba planteada, además, la cuestión de una alternativa efectiva a ese pasado trágico. Quien escribe estas líneas había regresado al país para desarrollar un proyecto de investigación sobre el discurso de los movimientos sociales en la lucha contra el régimen totalitario (80’-85’),1 en el Instituto de Ciencias Sociales. Sostuve y desarrollé, con ese propósito, encuentros formales e informales con colegas que trabajaban en la misma Casa de Estudios.

vacuna distópica2a. quincena, abril 2021

 

El tópico de la emergencia distópica

 

El miércoles 21 de abril pasado tuvo lugar, en la ciudad de Melo, una concentración contra las medidas sanitarias instaladas por el gobierno para frenar la epidemia de Covid-19 en el Uruguay. Idéntica protesta se repitió el viernes 23 de abril, en la ciudad de Maldonado1 y el domingo 25 en el centro de Montevideo. Se atribuye estas manifestaciones a una “Caravana por la verdad”, que según la prensa, protagonizaron grupos de personas que oscilan, en número, entre medio centenar y más de un centenar.2 Las protestas fueron dispersadas por la policía, en aplicación de las normas sanitarias recientemente adoptadas por los poderes públicos y generaron comentarios periodísticos de tono subidamente reprobatorio, incluso con visos sarcásticos sobre los sucesos.

1a. quincena, abril 2021

 

Saben que no pueden hacerlo

 

El 17 de marzo pasado tuvo lugar, en ámbito virtual y exitosa en número de participantes (más de 800), la primera asamblea de investigadores del Uruguay, convocada en razón de los recortes presupuestales dispuestos por el gobierno de inspiración neoliberal de Lacalle Pou. El lector encontrará en la prensa uruguaya profusa información acerca de esa coyuntura presupuestal, desmentida por el gobierno, pero reivindicada con denuedo por una amplia mayoría entre los investigadores del país.1 La cuestión presupuestal no es, pese a las apariencias, más que un proyectil propulsado casi atávicamente por las costumbres reivindicativas del sector de la investigación y la docencia en el país: más significativamente interviene como detonador, en este caso, el argumento de haber prestado servicios notables en la lucha contra la pandemia, que el recorte presupuestal del gobierno desconoce ahora con marcada ingratitud.

                                                       1a. quincena, marzo 2021

Se cumplen este 28 de febrero de 2021, 49 años del asesinato de Ibero Gutiérrez. Dos acontecimientos de muy diverso carácter marcaron, durante el año pasado, la incidencia de la memoria de Ibero y la influencia de su obra en nuestro presente. El primero fue la condena a prisión de Miguel Sofía, imputado por integrar el “Escuadrón de la Muerte”, grupo parapolicial que se atribuyó el asesinato de Ibero.1 El segundo fue el evento organizado por la Sala de Estudiantes de Literatura del Instituto de Profesores Artigas, en torno a “lucha y arte”, centrada en la figura de Ibero Gutiérrez, en la fecha que cada año celebra el día de los mártires estudiantiles (14 de agosto).2

La disparidad de esos dos eventos señala, por la latitud que adquieren efectos tan disímiles entre sí, la dimensión que reviste la figura de Ibero Gutiérrez a casi medio siglo de su muerte.